14 dic. 2014

Están hechos de carne

Este relato es una traducción libre del relato original de Terry Bisson llamado Meat con permiso del autor. Espero que os guste.

Están hechos de carne

- Están hechos de carne

- ¿Carne?

- Carne. Están hechos de carne.

- ¿De carne?

- No cabe duda. Hemos recogido abundantes individuos de distintas partes del planeta, los hemos subido a bordo y les hemos hecho todo tipo de pruebas. Son completamente carne.

- Eso es imposible. ¿Qué hay de las señales de radio? ¿De los mensajes a las estrellas?

- Usan ondas de radio para hablar, pero las señales no proceden de ellos. Las señales vienen de máquinas.

- ¿Y quién construyó esas máquinas? Ellos son con los que queremos contactar.

- Ellos hicieron las máquinas. Es lo que estoy intentando explicarte. Los seres de carne construyeron las máquinas.

- Eso es ridículo. ¿Cómo puede la carne construir máquinas? ¿Me pides que crea en carne capaz de pensar?

- No te lo estoy pidiendo, te lo estoy contando. Estas criaturas son las únicas capaces de razonar en ese sector y están hechas de carne.

- Quizás son como los orfolei. Ya sabes, esa inteligencia basada en carbono que pasa por una fase de carne.

- No. Nacen como carne y mueren como carne. Los hemos estudiado durante tiempo suficiente como para cubrir varias de sus vidas, lo cual no llevó mucho tiempo. ¿Sabes cuál es la esperanza de vida de la carne?

- Ahórramelo. Bueno, quizás sean sólo parcialmente carne. Ya sabes, como los weddilei. Una cabeza de carne con un cerébro de electro plasma en el interior.

- No. Pensamos en ello, ya que tienen cabezas hechas de carne como los weddilei. Pero lo que te digo, los hemos analizado. Son cien por cien carne.

- ¿Sin cerebro?

- Oh, claro que tienen cerebro. ¡Pero también está hecho de carne! Es precisamente lo que trato de explicarte.

- Pero entonces... ¿cómo razonan?

- No me estás entendiendo. No estás queriendo aceptar lo que te digo. Razonan con el cerebro. Con la carne.

- ¡Carne que razona! ¡Quieres que crea que existe carne que razona!

- Sí, ¡carne que razona! ¡Carne consciente! Carne capaz de amar. Carne que sueña. ¡La carne lo es todo! ¿Empiezas a entender lo que te estoy contando?

- Oh dios mío. Hablas en serio. Están hechos de carne...

- ¡Gracias! Por fin. Sí. Están realmente hechos de carne. Y llevan tratando de entrar en contacto con nosotros desde hace al menos cien de sus años.

- Oh dios mío. ¿Y qué tiene en mente esta carne?

- Primero quieren hablar con nosotros. Luego imagino que querrán explorar el Universo, entrar en contacto con otras especies, intercambiar ideas e información... Lo habitual.

- Pretenden que hablemos con carne.

- Esa es su idea. Ese es el mensaje que están mandando por radio. 'Hola. ¿Hay alguien ahí?¿Hay alguien en casa?'. Ese tipo de cosas.

- Entonces son capaces de hablar. Usan palabras, ideas y conceptos...

- Oh, claro. Excepto que lo hacen con carne.

- Pensaba que habías dicho que usaban señales de radio.

- Usan señales de radio, ¿pero qué crees que hay en esas señales? Sonidos de carne. ¿Sabes el ruido que se produce cuando golpeas o agitas carne? Ellos hablan agitando su carne los unos a los otros. Incluso son capaces de cantar expulsando chorros de aire a través de su carne.

- Oh dios mío. Carne que canta. Esto es demasiado... ¿Y qué es lo que aconsejas que hagamos?

- ¿De forma oficial o extraoficialmente?

- Ambas.

- Oficialmente, tenemos la obligación de contactar, darles la bienvenida y aceptar cualquiera de las razas o seres conscientes en este cuadrante del Universo, sin aplicar ningún prejuicio, trato de favor o mostrar algún miedo. Extraoficialmente recomiendo que borremos los registros y nos olvidemos de todo este asunto.

- Esperaba que dijeras eso.

- Es duro, pero hay un límite. ¿Realmente queremos contactar con carne?

- Estoy cien por cien de acuerdo. ¿Qué les íbamos a decir? 'Hola carne, ¿qué tal os va?' ... Pero, ¿esto funcionará? ¿De cuántos planetas estamos hablando?

- Sólo uno. Pueden viajar a otros planetas en contenedores especiales de carne, pero no pueden vivir en esos planetas. Y siendo carne sólo pueden viajar por el espacio C. Esto limita que no puedan viajar a mayor velocidad que la luz, lo que hace que las posibilidades de contacto sean muy pequeñas. Infinitesimales, de hecho.

- Así que fingiremos que en el Universo no hay nadie en casa.

- Eso es.

- Cruel. Pero ya lo has dicho, ¿quién quiere conocer carne? ¿Y qué hay de los que hemos subido a nuestras naves, los que habéis analizado?¿Estás seguro de que no recuerdan nada?¿No contarán nada?

- Serán considerados como chalados si lo hacen. Entramos en sus cabezas y les lavamos su carne, así que sólo somos un sueño para ellos.

- ¡Un sueño para la carne! ¡Qué extrañamente apropiado que seamos sólo un sueño para la carne!

- Y hemos marcado el sector entero como 'inhabitado'.

- Perfecto. De acuerdo, oficial y extraoficialmente. Caso cerrado. ¿Algún otro? ¿Algo interesante en ese extremo de la galaxia?

- Sí, una tímida pero dulce inteligencia formada por un clúster de núcleos de hidrógeno en una estrella de clase nueve en la zona G445. Estuvo en contacto hace dos rotaciones galácticas, quiere ser amistosa de nuevo.

- Siempre terminan volviendo.

- ¿Y quién no volvería? Imagina qué insoportable, qué indescriptiblemente frío sería el Universo si uno estuviera completamente sólo en él...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...