18 jul. 2011

Los cables de Internet [Detallado 1]

La verdad es que yo hasta hace unos años no me lo plantee, pero es curioso saber cómo funciona Internet físicamente hablando. Con este post estreno los detallados, que como su propio nombre indica, son posts un poco más explicados que los habituales.

A raíz de una noticia, oí hablar de ciertos cables submarinos que habían sido cortados y habían impedido el acceso a Internet en algunos países árabes. Pero no lo podía creer al principio, cómo iba a haber un cable desde Europa hasta América o desde América hasta Asia cruzando todo el océano... Pues resulta que no hay uno, hay muchos, más de los que pensarías.



¿Por qué cables?

Realmente si se piensa detenidamente, tiene sentido que la comunicación sea por cables. Si pensásemos como funciona Internet dentro de nuestro continente, es lógico que funcione por cables, pues  hay tierra de por medio, por lo que es realmente mucho más simple tirar un cable. Si yo ahora, que estoy en Helsinki, hago una conexión con un dominio español mi petición irá rebotando por los diferentes routers y repetidores hasta llegar a España, pero lo hará por tierra, sin tener que cruzar un océano, si acaso cruzará parte del báltico, un mar poco profundo con lo que tirar un cable por ahí todavía sería factible o imaginable.

Pero qué pasa si hago esa misma petición a Estados Unidos, o más lejos aún, a Australia por ejemplo, ¿cómo llega hasta allí mi mensaje? En un principio una posible idea sería una comunicación por satélite, ya que me evito los problemas del terreno, pero con el tráfico que genera Internet en todo el mundo, se requeriría una cantidad enorme de satélites.

En realidad si que se usan como apoyo, pero no pueden cubrir toda la demanda, además, la velocidad y capacidad que pueden proporcionar es más limitada que la de un cable y conllevan un coste tanto de fabricación como de mantenimiento mucho mayor (hay que diseñar el satélite, construirlo y ponerlo en órbita, mantener un centro de emisor y receptor...). En torno a un 80% de las comunicaciones mundiales (incluyendo fax y teléfono) viajan por cables submarinos, y al igual que el 95% del tráfico de Internet.


Nada nuevo 

Aunque te pueda parecer mentira, los cables submarinos no son un invento actual, no es que hayamos conseguido un material ultra resistente o alguna creación especial en los últimos años, no. Existen desde hace mucho, pues este problema ya se había planteado desde hace más de un siglo, concretamente en 1858. En este caso no se trataba de Internet, se trataba de la primera red de comunicación que conectaría el mundo, el telégrafo. Este es un mapa de 1901 de todos los cables telegráficos del mundo en dicho año, y como veis no eran pocos:

Pincha en la imagen para verla en grande

Los primeros cables eran de cobre e iban aislados con gutapercha, una especie de caucho impermeable y flexible. Sin embargo este aislante no era suficiente y fallaban más que una escopeta de feria, además no estaban preparados para evitar interferencias electromagnéticas por lo que las comunicaciones no eran muy buena.

Por ello se trató de mejorarlos, y un siglo después en 1960 se comenzaron a utilizar cables coaxiales apantallados, con recubrimiento de plástico, más resistentes y aislados que los anteriores, permitiendo las comunicaciones telefónicas.

Posteriormente, a comienzos de los 80 se utiliza la fibra óptica, que ofrece mayor capacidad, mayor distancia entre repetidores y un completo aislamiento frente a interferencias electromagnéticas.

Actualmente van recubiertos por varias capas gracias a los avances tecnológicos; se corresponden en la figura de arriba por este orden:
 1 - Polietileno
 2 - Cinta de Mylar
 3 - Cable de alambres de acero
 4 - Aluminio, como barrera frente al agua
 5 - Policarbonato
 6 - Tubo de cobre o aluminio
 7 - Gel de Petróleo (vaselina)
 8 - Fibras ópticas

Haz click en la imagen para verla en grande
Como vemos, la mejora de aislamiento y resistencia no tiene nada que ver con los primeros. Estos cables son los que se utilizan hoy en día para las conexiones a Internet. 


Instalación

En esta animación podemos ver simplificado como se despliegan estos cables. El procedimiento consiste primero enterrar y amarrar el primer tramo en tierra, después en la costa se entierra el cable en aquellas zonas poco profundas. Posteriormente un barco va sobre el trazado que vaya a llevar el cable y una máquina se encarga de irlo acoplando al fondo, de tal manera que no quede tenso o con demasiada holgura.



Aproximadamente entre cada tramo de 60 y 300km de estos cables, dependiendo de la tecnología que usen, necesitan un repetidor que vuelve a retransmitir la señal recibida, ya que esta se va degradando a lo largo de su recorrido. La corriente eléctrica necesaria para que estos repetidores funcionen también es suministrada mediante cables.


El mantenimiento

Con los años muchos de estos cables se estropean y desgastan, a veces por accidentes con barcos, normalmente por el ancla de estos, o simplemente por las condiciones a las que están sometidos. Para evitar esto, los cables a veces son enterrados a una profundidad de unos 3 metros por debajo del lecho marino donde las condiciones lo permiten.

Cuando estos cables fallan, hay que repararlos lo antes posible, pues pueden dejar a millones de personas incomunicadas como ya ha pasado alguna vez, provocando incluso sospechas de posibles sabotajes (el primer paso para una guerra puede ser cortar las comunicaciones).

Para reparar un cable submarino, el barco cablero draga el fondo con un grampín. Si el cable está a gran profundidad, se ha de cortar en dos segmentos que habrán de izarse al barco. El tramo averiado se sustituye por otro de al menos dos veces la profundidad de agua. En la siguiente animación sacada de aquí podéis ver como funciona.


El estado actual

Actualmente hay unos 211 cables distintos según Cable Map , los cuales conectan todos los continentes. El cable submarino más largo hasta el momento con 39.000 Km es el seamewe-3, que transcurre desde Alemania (Nordem) hasta Korea del sur (Keoje) y conecta 32 países tocando tierra en 39 puntos. Fue construido entre el año 1999 y 2000.

Por último dejo un mapa de la situación actual de estos cables, aunque en la web antes mencionada (Cable Map) puedes interactuar con ellos y ver cada uno en detalle.

Haz click en la imagen para verla en grande

Espero que te haya parecido interesante esta entrada, a mí me ha resultado entretenido escribirlo y he aprendido bastantes cosas que desconocía. Puedes dejar tus opiniones en un comentario, se agradecería para ir aprendiendo.

Si quieres saber más, estas son las fuentes más destacadas que he usado: 

2 comentarios:

  1. Me ha parecido muy curioso. Siempre se aprende algo. Felicidades.
    J. Liébana

    ResponderEliminar
  2. lo leo 3 años tarde, pero lo leo!!

    felicidades kuu, interesante lectura.

    biohaxor

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...